TRIANGULO DE ARLANZA: Santo Domingo de Silos

A unos 60 kilómetros de Burgos, hacia el sur de la vieja ciudad castellana se halla un pequeño lugar que atesora una de las mayores glorias del románico: Santo Domingo de Silos que con apenas 300 habitantes y una superficie de unos 79 kms. resulta toda una belleza arquitectónica y paisajística declarada Conjunto Histórico en 1983 

Siempre que oimos hablar de Santo Domingo de Silos enseguida se nos viene a la mente el maravilloso monasterio benedictino como si ese fuera el único encanto que tuviera este pueblo y nada más lejos de la realidad porque todo el conjunto natural y monumental que lo rodea junto con sus calles de piedra y esa paz y serenidad que sólo tienen los lugares donde hay monasterios afincados hacen que estar alli sea todo un gusto e incluso llegué a arrepentirme de no haber pasado la noche allí:cry:.

Accedes por una carretera comarcal de esas muy rurales donde parece que te has salido del mundo y donde la naturaleza fluye de una forma preciosa, con enormes árboles, incluso se me cruzó un zorro y es que no cuesta adivinar que en ese entorno la fauna tiene que ser muy diversa.

Encima tuve la suerte de encontrar un poco de nieve que me sirvió de excusa para bajar del coche y pegar algún bolazo  🙄 aunque me costó llenarme de barro hasta casi las rodillas  🙄

befunky-collage-copiar

Aparco el coche y ya diviso la Plaza Mayor con esos árboles tan característicos de la zona, pelados por ser la época del año en la que voy, pleno febrero, y muuuuchooo frio 🙄 , aunque a mi no me importa porque es el precio que pago para no soportar la avalancha de turistas y así disfrutar de toda la paz y tranquilidad que allí se respira.

cam02176

UN POQUITO DE SU HISTORIA

No se sabe bien cuando se asentó aquí el ser humano; los restos de cerámicas hallados en las cuevas de las montañas nos trasladan a la época prehistórica, y se pueden fechar en el siglo X a.c., en la Edad de Bronce.

El monasterio, que remonta sus orígenes al siglo X, empieza a cobrar importancia con la llegada , en 1041, del monje Domingo Manso, natural de Cañas (La Rioja), proveniente del monasterio de San Millán de la Cogolla. Él restaura el monasterio, y da origen a un movimiento espiritual y cultural.

El actual núcleo urbano del pueblo de Silos tiene sus orígenes en el fuero de Alfonso VI, rey de Castilla y León, concedido a la abadía, en 1098, por el cual el abad podía poblar junto al monasterio, quedando estos colonos bajo la protección y vasallaje del abad.

La villa de Silos dependió del abad hasta el año 1440, fecha en que los monjes vendieron la villa de Silos a la casa de los Velasco, Condestables de Castilla y así lo atestigua el escudo que puede verse en la puerta de la fuente.

A partir del siglo XII, con la llegada de peregrinos al sepulcro del Santo, aumenta la población. Algunos autores dicen que llegó a tener 12000 habitantes, cifra que me parece algo poco exagerada  😕 .

En la actualidad ha perdido casi por completo su aspecto medieval de recinto amurallado, pues solo quedan dos puertas, la de San Juan y de la Calderera, y los paños de murallas cierran la huerta del monasterio.

Mi intención es ir en primer lugar a informarme del horario de visitas al monasterio y así saber de qué tiempo dispongo para darme un paseo que tampoco puede ser muy extenso porque el frío empieza a calar .

Una vez que supe la hora en la que iba a realizar la visita guiada, aprovecho para dar una vuelta y me encuentro con esta piedra indicativa de lo más interesante que Santo Domingo ofrece al visitante… ¡¡ Chula eh !! 😛

cam02178

cam02194

IGLESIA SAN PEDRO

Se encuentra justo enfrente de la iglesia monacal, como en desigual competencia y de hecho las crónicas reflejan los problemas que hubo para levantarla por la oposición de los abades a que existiera en el pueblo una segunda iglesia fuera de su jurisdicción.

Su interior alberga una talla de finales del siglo XIII, la virgen del Mercado, patrona de la localidad de Silos

iglesia

LAVADERO

En Silos podemos ver los restos de la antigua muralla, originaria del siglo XIII. El más destacado es el arco de San Juan que estuvo a  punto de ser derribado y se encuentra muy cerca de la entrada de visitas al monasterio.

Junto al mismo se encuentra un lavadero que se alimenta de la llamativa Fuente Grande; un gran pozo cuadrangular . Parte del cauce de esta fuente está derivado para los usos del monasterio.

Si nos fijamos en la piedra donde las mujeres se ponían a frotar la ropa veremos que está desgastadísima del uso. Seguramente este lavadero estuviera ya en uso en la Edad Media.

Es muy agradable comprobar que, además de imponentes edificios religiosos, han quedado muestras de la vida cotidiana de las gentes. Según cuentan todavía alguna mujer de la localidad baja alguna vez a lavar .. ¡¡qué curioso!!

Se cuenta que esta fuente no se seca nunca, ni siquiera tras un uso intensivo en días de incendio y por cierto que está llena de monedas así que no sé si corresponderá a algún pozo de los deseos  🙄

cam02182cam02179

09-fuente-grande

Y ya por fin llega la hora de mi visita al Monasterio… ¡ Vamos !

Intentar describir lo que se siente cuando se visita un lugar como este se hace imposible. Es tanta la paz y serenidad que transmite, que sientes que el tiempo se ha parado y que muchas cosas que en otro entorno consideramos importantes aquí carecen de ella.

No me extraña que tanta gente decida retirarse a un lugar como este, incluido Jose María Aznar que es un asiduo al monasterio  😐 .

cam02190

Su claustro es una de las obras maestras del románico español y es el principal atractivo turístico de la localidad.

La arquitectura románica está cargada de simbolismo puesto que el pueblo llano de la época, no sabía leer y por medio de estas representaciones les eran transmitidas las doctrinas que el clero quería que recibiesen.

No es totalmente cuadrado: los lados norte y sur constan de 16 arcos, mientras que los lados este y oeste tienen sólo 14.

Tiene dos plantas, la inferior es la más antigua y la más importante. La segunda tiene el gran mérito, aparte del artístico en si mismo, en el hecho de dar una clara imagen de obra de conjunto a pesar de que estamos viendo actuaciones de diferentes maestros a lo largo de casi dos siglos. No hay disonancias.

Posee dos accesos a su patio central: uno a poniente de su panda norte y otro a septentrión del lado este. El podio corrido sobre el que se alzan basas y columnillas es de mayor altura que en origen debido a que en 1954 se rebajo el nivel de su pavimento.

Los benedictinos de Silos tienen una larga tradición hospedera.

El abad Santo Domingo restauró este monasterio y erigió su claustro en el que destacan los bellos capiteles. El artesonado mudéjar puso en el s. XIV el remate a esta gran obra. De la iglesia románica del monasterio sólo se conserva la Puerta de las Vírgenes, con un arco de herradura que hace recordar la primitiva iglesia mozárabe. Su actual biblioteca suma más de cien mil volúmenes, muchos de un valor incalculable.

http://www.abadiadesilos.es/claustro.htm

silosg-013

 

silosg-018

En él se encuentra el célebre Ciprés de Silos, famoso por el soneto de Gerardo Diego, uno de los muchos que le dedicaron versos a éste árbol.

El ciprés de Silos

Enhiesto surtidor de sombra y sueño
que acongojas el cielo con tu lanza.
Chorro que a las estrellas casi alcanza
devanado a sí mismo en loco empeño.

Mástil de soledad, prodigio isleño;
flecha de fe, saeta de esperanza.
Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza,
peregrina al azar, mi alma sin dueño.

Cuando te vi, señero, dulce firme,
qué ansiedades sentí de diluirme
y ascender como tú, vuelto cristales,

como tú, negra torre de arduos filos,
ejemplo de delirios verticales,
mudo ciprés en el fervor de Silos.

Gerardo Diego.

cam02185

La botica es de lo que más me llamó la atención. Me pareció super curiosa, además el guía te explica al detalle cómo fabricaban las medicinas y qué empleo les daban. Hay que tener en cuenta que en la visita sólo te enseñan la botica y el claustro.

http://www.abadiadesilos.es/botica.htm

botica-abadiadomingodesilos

Pasear por el monasterio te transmite paz… te relaja. En mi caso, siempre que entro en un lugar como este, me pregunto cómo debió ser vivir entre esos muros y estar aislado del mundo, intento imaginarlo.

Es super recomendable hacerlo coincidir con los horarios de la misa cantada en gregoriano, una experiencia maravillosa y es que este es el único monasterio de España en el que los monjes hacen sus plegarias, oraciones y oficios completamente en gregoriano.  …

gregoriano01

Como consecuencia de la reforma de la liturgia y del canto en la iglesia, efectuada por el Papa San Gregorio Magno a finales del siglo VI, nació lo que hoy conocemos como canto gregoriano, que se desarrolla y transmite oralmente hasta que en el siglo IX, comienza a escribirse.

Con el auge de la polifonía, a partir del siglo XIII, empieza la decadencia del gregoriano, cuya recuperación comenzo en la segunda mitad del sigo pasado.

Y tras la visita continuo un pequeño paseo por el pueblo haciendo una breve parada para tomar un cafelito muyyy calentito que entró como caído del cielo, nunca mejor dicho  😉 y tras él vuelvo a Burgos donde tengo la noche prevista.

Me marcho contenta por haber visitado un lugar con tanta historia y tanta magia concentrada en tan poco espacio, un lugar que sin duda hubiera deseado disponer más tiempo para recorrerlo con otra tranquilad pero ya es sabido que en los viajes los tiempos son imposibles de controlar.

cam02202

Me despido con  una estrofa del largo poema con que le cantó Fray Justo Pérez de Urbel, monje de Silos, en su libro In Terra Pax al ciprés de Silos:

Silencioso ciprés, cuya negra silueta,
como un dedo gigante me señala una meta
allá lejos, muy lejos…: un palacio de bruma
una isla de oro, una ilusión de espuma,
la sombra imperceptible de una forma querida
que sin cesar persigue el alma dolorida

UNA RECOMENDACION PARA LOS AVENTUREROS:

Justo detrás del monasterio de Santo Domingo de Silos y desde el arco medieval de la Villa parte el camino que paralelo a la orilla del río Mataviejas se acerca hasta La Yecla .

Unos metros por la carretera permiten llegar a la escalera que desciende hasta el fondo de la garganta. Son 500 m por un espacio verdaderamente inolvidable. El regreso es por el mismo camino.

El famoso paraje de La Yecla es una profunda y estrecha garganta excavada en los espesos bancos de calizas que caracterizan el relieve de las Peñas de Cervera. Una serie de puentes y pasarelas colgantes permiten recorrer andando esta cluse, en cuyo fondo se alternan las marmitas de gigante.

 

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *