VALLE DEL MOSELA,TRABEN TRARBACH

Formada de la unión de dos ciudades: Traben, que se extiende en una amplia franja por el Mosela y, Trarbach, que se encuentra en el margen derecho más situado entre montañas. Separadas por el río y un precioso puente que supone un deleite para todo viajero atravesarlo e ir disfrutando de los que a ambos márgenes nos encontramos.

Traben-Trarbach es una ciudad de doble población situadas a ambas orillas del Mosela en la inconfundible región boscosa y vinícola, con construcciones que son una joya arquitectónica del Jugendstil (Modernismo alemán).

Al final del siglo (1899/1900) los comerciantes del vino construyeron preciosos edificios Jugendstil pero no únicamente en este estilo, también la completa Belle Epoche por lo que esta población es un punto de atracción de los amantes del barroco y el clasicismo.

 

Llegamos a primera hora de la mañana y aparcamos justo a la entrada del pueblo, sin problema. Teníamos la idea de desayunar aunque sólo encontramos una cafetería abierta y como era lógico, no había sitio 🙁 .

Continuamos paseando por las calles de Traben intentando dar con un sitio donde tomar algo y al final acabamos en la cafetería de un hotel, Park Hotel, donde, por cierto, me comí la mejor applestrudel de mi vida  😉  y con unas vistas muy chulas al rio Mosela.

La señora que nos atendió nos comentó que Trarbach era más bonita que Traben y que teníamos que ir al otro lado del rio para verlo…

¡dicho y hecho !  ➡ 

Para ello hay que atravesar el precioso puente al que accedes por una puerta histórica preciosa construída en estilo Art Nouveau que no es de extrañar que atraiga a tantos turistas ya que te llama la atención incluso cuando pasar por la carretera.

 

Estuvimos un buen rato asomadas al Mosela, mirando en una dirección y otra y admirando esa puerta que al margen de bellísima me pareció muy original…

Algo distinto a cuanto había visto en el Valle  😯 .

 

Traben Trarbach fue el último destino elegido de esta ruta por el Mosela, ya que dista apenas unos 20 kms del aeropuerto de Hahn y eso  lo hace muy cómodo para realizarle la visita tranquilamente antes de tomar el avión de vuelta a casa.

Una vez que atraviesas el puente te encuentras con unas calles muy pintorescas sobre todo por la arquitectura que contrasta el estilo más belle epoque con las casitas al borde del rio más típicas alemanas del valle…  🙂

 

 

Y la sorpresa del día fue encontrarnos con un mercadillo medieval  😯  😀 , donde lo pasamos pipa  😉 .

Nos compramos unas salchis alemanas y de repente me vi como en una película germana, sentada en una banca rodeada de alemanes cantando música popular al son de una banda de lo más peculiar  😳 …

 

 

… y riendo  😛 como dos bobas , mezcladas con las gentes del lugar me despido con el recuerdo de estos dos simpáticos alemanes  😆  y con quienes nos hicimos esta foto para el recuerdo …. 🙄  ➡

Aquí termina la escapada por el Valle del Mosela, unos días que nunca olvidaré junto a mi amiga Isa.

Si tuviera que  resumir lo vivido diría que hacía tiempo que no me sentía tan bien, tan contenta, tan relajada, tan feliz de ver un lugar en el mundo que sorprende por bonito y por todas las sensaciones que transmite.

Espero que alguno de vosotros, después de leerme se anime a visitar esta zona y que pueda disfrutarla tanto cómo lo hice yo …  😉

Hay un lugar en el Mundo donde la paz se respira, las postales antiguas se hacen reales, los castillos de cuento existen y donde sientes que te has transportado a un cuento del que no quieres despertar.

Hay un lugar en el Mundo que nunca olvidaré y al que regresaré siempre cuando mire las fotos y cuando pasen los años y mirando atrás me sienta una privilegiada por haber estado allí …

                                                                            VALLE DEL MOSELA

MARÍA LUISA, SEPTIEMBRE 2017

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *