CÓRDOBA, La eterna seductora

Córdoba lleva siglos enamorando al mundo entero con sus patios, su Judería, su Mezquita, sus cruces de Mayo, su casco antiguo declarado Patrimonio de la Humanidad y su apasionante historia que unida a una riquísima gastronomía, y como no, esos vinos Montilla Moriles que hacen las delicias del paladar más exigente

Córdoba es la tercera ciudad más grande y poblada de Andalucía tras Sevilla y Málaga, y la 12ª de España.

Lugar de nacimiento  de tres grandes filósofos: Séneca, Averroes y  Maimónides. También nacieron en Córdoba los poetas Lucano, Ibn Hazm, Juan de Mena, Luis de Góngora, Marco Anneo Lucano y Ángel de Saavedra, también conocido como el Duque de Rivas.

Siendo como es una ciudad Patrimonio de la Humanidad, asume plena y satisfactoriamente  garantizar la protección y conservación de todos esos valores para las generaciones futuras. Por todo ello y mucho más, Córdoba merece ser visitada.

 

Siendo como soy, hija de cordobesa y habiendo vivido allí cuatro años, dedicarle una sola entrada a Córdoba se me queda pequeña porque se me llena la boca o, en este caso, los dedos, de piropos hacia una ciudad en la que no sólo fui muy feliz, sino que me parece una de las más bonitas que he visto, y he visto muchas 😉 .

Por eso siempre vuelvo, como siempre volvemos a todos esos lugares que nos fascinan y en los que un día fuimos felices, deseando volver a disfrutarla, recordando todos esos momentos que un día viví y encontrando parte de mis raíces. Vuelvo queriendo ver de nuevo la Mezquita, su Alcázar (que me parece de una belleza extraordinaria), pasear por su maravillosa Judería o comerme otra vez un flamenquín cordobés o un salmorejo que me sabe a gloria bendita.

Volver a hablar con los cordobeses que son gente sencilla, humilde y amable que tan graciosamente me dicen aquello de que no diga pegos (pegos,tonterias), o cariñosamente me llaman madre mia y a mi se me ilumina el alma y me da añoranza pensando que quizás nunca debí marcharme de allí…  😥 .

Teniéndola tan cerquita como la tengo, cualquier excusa es buena para darme un paseo y llegarme a verla. La última vez que fui fue aprovechando la visita de mi primo Maxi con el que pasé un día muy guapo por tierras cordobesas. Pero sea como sea siempre hay mil y un motivos para ir, si quieres paso a detallarlos, ¿te vienes conmigo?…

¡Vamos  a ver Córdoba la Bella! : 😯 

La visita la comenzamos por la mañana y por supuesto, pocas cosas hay tan típicas como unos Tejeringos (churros en versión cordobesa 😆 ) que, junto con un cafelito, te dan todas las fuerzas y energías para comenzar el paseo por la bella sultana y desde luego otro placer más que disfrutar en esta ciudad, al menos eso hicimos nosotros y tal como se ver en la foto a mi amiga Mili y a mi nos encantaron 😛


befunky-collage-copiar

Aparco el coche al otro lado del río ya que es el lugar donde menos complicado resulta y nos dirigimos hacia el Puente romano, un buen punto de inicio para visitar la ciudad.

UN POQUITO DE SU HISTORIA :

Córdoba fue durante la época romana la capital de la Bética, la provincia romana de Hispania, un título que le otorgaba poder y grandeza que la convirtió en una de las ciudades más importantes de Europa. Corduba, como era conocida, fue un emplazamiento romano en la Bética desde el año 152 antes de Cristo.

Durante las guerras civiles entre César y Pompeyo, Córdoba tuvo que tomar partido por uno de ellos. Tras la victoria de César, la ciudad, que se había decantado finalmente por Pompeyo, sufrió las represalias del vencedor y un pequeño declive. De esta época surgen importantes nombres en la historia de Córdoba, como Séneca, o Lucano.

Tras la llegada de César al poder, Córdoba sufre primero una caída de la que no tarda en levantarse, pues su situación de nodo estratégico permitió que se realizaran numerosas actividades comerciales. De esta forma, se construyeron la Vía Augusta y la ciudad se expandió dentro de las murallas construidas para la defensa de la ciudad.

Tras la caída del imperio romano, Córdoba fue invadida por los Visigodos, aunque su historia fue relativamente corta debido a la invasión musulmana llevada a cabo en la península por Tarik en el 711.

El Alcázar visigodo se convirtió en la primera residencia de los altos cargos musulmanes. Años más tarde de la llegada de Tarik, Córdoba se había convertido en la capital de Al Andalus, iniciándose la construcción de palacios y edificios de gran renombre.

Durante la época de Abderramán III, nombrado califa en el 929, Córdoba alcanzó el mayor esplendor de su historia, independizándose del Califato de Damasco y convirtiéndose en una de las ciudades más importantes de reino musulmán, Al Andalus.

En el Siglo XIII, tras varias victorias de los reinos cristianos contra los musulmanes, el Rey Fernando III fue el primero en reconquistar esta ciudad e inició la construcción de numerosas iglesias y catedrales cristianas sobre antiguas mezquitas, entre ellas la gran Mezquita de Córdoba. Son las que ahora llamamos Iglesias Fernandinas, numerosos templos cristiano de estilo románico y gótico que se encuentran diseminadas por toda la ciudad.

Al igual que ocurrió primero con los romanos, y después con los árabes continuó siendo un centro neurálgico de las comunicaciones en el sur de la península, alojando en el Alcázar de los Reyes Cristianos a personalidades como el mismísimo Cristóbal Colón.

Durante los últimos siglos, Córdoba se convirtió en un importante núcleo poblacional en el reinado de los Austrias y los Borbones, continuando su crecimiento y acumulando patrimonio monumental con la construcción de nuevos palacios civiles y templos religiosos.…

Información facilitada por Costasur.com

Si hay una imagen que ha traspasado fronteras de Córdoba y que todos reconocemos en cualquier guía turística es la que nos muestra la mezquita, el río, y el  puente romano. Levantado en el siglo I a.C., ha sufrido varias remodelaciones a lo largo de la historia.

La estructura principal data del medievo, siendo la intervención más reciente de 1876. Consta de dieciséis arcos y cruza el Guadalquivir, conectando las dos orillas de la ciudad desde hace dos mil años.

cam01774
Puente Romano

cam01772

Una vez que traspasas el puente ya todo es ir moviéndote por el casco antiguo, perderse por las callejuelas estrechas y serpenteantes, trazadas de esta manera para evitar el calor de la ciudad y para que sus habitantes pudiesen escabullirse fácilmente. Es el barrio de los judíos que vivían en la Córdoba medieval de los siglos X y XV.

Aquí es donde palpas su enorme pasado califal y donde hueles a esencias de mil aromas transformados en aceites o infusiones.

cam01785

cam01786

imag0232

La mejor fecha para visitar Córdoba es en Mayo donde la ciudad organiza durante la primera quincena un concurso de Patios que también cuenta con el título de Patrimonio de la Humanidad, en el que los propietarios de estos engalanan sus viviendas con ahínco para conseguir el prestigioso galardón ofertado por el Consistorio.

Debido a la climatología seca y calurosa, los habitantes de la ciudad, primero los romanos y más tarde los musulmanes, adaptaron la tipología de casa popular a las necesidades, centrando la vivienda en torno a un patio, que normalmente tenía una fuente en el centro y en muchas ocasiones un pozo que recogía el agua de lluvia. Los musulmanes readaptaron este esquema, dando entrada a la vivienda desde la calle a través de un zaguán y colocando vegetación abundante para aumentar la sensación de frescor.

Así mismo en este mes podréis visitar su feria y sus cruces. En los patios y plazas se levantan cruces de gran tamaño decoradas con flores, macetas y mantones de manila y así, de esta forma tan preciosa, se da la bienvenida a la primavera.

imag0214

PLAZA DE LAS TENDILLAS

Construida sobre terrenos de la Orden de Calatrava, pronto se instalaron en ella numerosas tiendas dando lugar a su nombre. Está rodeada de edificios, en su mayoría del primer tercio del siglo XX. Algunos de los más importantes son el edificio de Telefónica, el de la Unión y el Fénix o la casa Colomera. Todos ellos tienen arquitectura modernista siendo el más antiguo el que alberga el actual Instituto de Enseñanza Secundaria Luis de Góngora.

En el centro de la plaza se sitúa la estatua ecuestre de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán. Se dice que la cabeza pertenece al torero Lagartijo pero la exposición de ambas en el museo taurino lo desmiente.

Un lugar para el encuentro o el paseo y donde se me hace imposible no recordar la visita anterior a esta ciudad con unas temperaturas altísimas: 44 grados a la sombra, 🙁 , que lejos de amargarnos el paseo nos sirvieron de excusa para hacer el ganso con los chorritos de agua o la mismísima fuente que hay justo en el centro de la Plaza  😀 .

cam01789-copiar

imag0240

imag0236

El almuerzo lo reservamos para un lugar estupendo, en pleno corazón de la Judería, y a escasos metros de la Mezquita de Córdoba, La Taberna El Nº 10, donde nos comimos unos flamenquines y un salmorejo de los más buenos que hemos probado nunca ;-).

imag0229

befunky-collage-copiar

PLAZA DE LA CORREDERA

Considerada su plaza mayor, portificada, es un ejemplo de la arquitectura popular del siglo XVII.  Debe su nombre a que en sus orígenes albergaba los juegos de caña, las carreras de caballos y las primeras corridas de toros de Córdoba.

Su planta rectangular es única en Andalucía y su arquitectura castellana no se encuentra en ningún otro edificio en Córdoba.

Cuando paso por aquí me vienen recuerdos del mercado que se instalaba un día en semana donde compraba ropa, calzado, frutas etc…  Por cierto, que aquí hicimos una paradita para tomar una cerveza y una minipaellita de arroz  😀 en uno de sus muchos bares donde se puede almorzar o bien tomar algo para retomar con fuerzas un paseo por una ciudad que si bien es preciosa o recomiendo que evitéis visitar en verano ya que las temperaturas son brutales  🙁

corredera

cam01791

PLAZA DEL POTRO

Se encuentra frente al museo del pintor Julio Romero de Torres .
El origen del nombre es incierto, ya que mientras que Ramírez de Arellano defendía que era debido a que este entorno era el lugar destinado a la venta del ganado caballar y mular, y por consiguiente muy concurrido, tanto por los cordobeses como por todos los forasteros que venían a ver esta ciudad, otros mantienen que el nombre lo toma del potro que corona la fuente. Aún hoy en día se sigue utilizando el agua de la plaza para beber.

cam01793
GALERÍA DE LA INQUISICIÓN

Ubicada en pleno casco histórico, la Judería cordobesa, que actualmente es el conjunto urbano mejor conservado de las juderías medievales españolas, La Galería de la Inquisición invita a sus visitantes a emprender un viaje a través del tiempo. El museo alberga una extensa colección de instrumentos de tortura que fueron utilizados durante varios siglos.

cam01783

MEZQUITA CATEDRAL

La Mezquita- Catedral de Córdoba es el monumento más importante del Occidente islámico además de uno de los más bellos ejemplos del arte musulmán en España. Declarado en 1984 Patrimonio Cultural de la Humanidad, es una mezcla de estilos arquitectónicos superpuestos, que se sucedieron a lo largo de nueve siglos. Y uno de los monumentos más visitados de España.
No hay que olvidar, como afirma Antonio Gala, que la Mezquita «fue el corazón de Córdoba cuando Córdoba fue el corazón del mundo”.
La atmósfera que se respira en la Mezquita te envolverá en un entorno de magia, y le trasladará a escenarios de sultanes y princesas de Las mil y una noches.

3050556585_7b99f876f5_o

Puerta de San Esteban de la Mezquita de Córdoba.

También conocida como de los Visires, o de San Sebastián, nombre este último que aparece en el grabado que hay en el suelo frente a la propia puerta y que se tiene por el original, tomado por el vecino Hospital de San Sebastián. Un error posterior hizo que ahora sea conocida popularmente como Puerta de San Esteban.
10959782_923614347649340_4989690915685930699_n

PATIO DE LOS NARANJOS

Conocido así por albergar un total de 98 naranjos, que se muestran en su máximo esplendor visual y aromático todas las primaveras con la aparición del azahar.
La función del patio de abluciones en la sociedad musulmana era básicamente religiosa, pero llegó a convertirse en un punto de encuentro social para la sociedad cordobesa. También existen datos que apuntan a la utilización de sus galerías como escuelas para niños, antes de que Alhakén II creara las escuelas públicas.

mezquita-cordoba-fb-008

ALCAZAR

El Alcázar está declarado Bien de Interés Cultural desde el año 1931. Forma parte del Centro histórico de Córdoba que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.

Abd-Al Rahman I lo mandó construir y han pasado por él casi todas las culturas que habitaron en Córdoba desde su origen. A lo largo de su historia ha sido usado tanto para fines militares como residenciales o eclesiásticos.

Los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, ocuparon el Alcázar tras la reconquista. Lo convirtieron en su lugar de residencia en Córdoba durante más de 8 años y fue  precisamente aquí donde recibieron a Cristobal Colón antes de partir a las Indias y desde donde dirigieron su campaña contra el Reino de Granada. Tras su victoria el Alcázar de los Reyes Cristianos pasó a manos de la Iglesia.

Hoy en día la visita al Alcázar de los Reyes Cristianos es casi obligatoria para todo aquel que pasa por la ciudad. Su edificio principal está fortificado casi por completo y flanqueado por la Torre de Homenaje y la Torre de los Leones. En su interior podemos visitar su Salón de los Mosaicos o su patio morisco.

Está rodeada de inmensos jardines con grandes fuentes, flores y árboles que hacen que todo el conjunto resulte bellísimo pasear por allí es toda una gozada y siendo sincera he de decir que no tiene nada que envidiarle a otros con más renombre. Es encantador y digno de una visita pausada para poder disfrutarlo plenamente  😉 y empaparse de toda su historia, que no es poca 😯 …

befunky-collage-copiar-2

MEDINA AZAHARA

Es conocida como el Versalles de la Edad Media y fue construida hace más de mil años como una de las sedes de gobiernos más importantes del mundo en su época.
La ciudad estuvo en pie solo 70 años, fue saqueada y abandonada, hasta que hace unos 100 años comenzaron a excavar y descubrir que no era una ciudad romana como se pensaba, sino que pertenecía a la época de la ocupación musulmana en tierras de Córdoba.
Algunos cifran en diez mil personas las que trabajaron diariamente en su ejecución, que empezó en el año 936 y 25.000 sus habitantes.

Medina Azahara, la ciudad efímera puede perdurar en el tiempo, como la hermosa leyenda que asegura que la más bella ciudad de occidente surgió gracias al amor de un califa hacia una bella muchacha con nombre de flor.
La leyenda es adornada con miles de detalles, cómo la plantación de arboles que llegaban hasta Córdoba y que en invierno cambian su color a un blanco que daba un efecto de manto nevado a todo el entorno del palacio…
Pero, esta bonita historia de amor, parece que no fue la razón de tan colosal obra. Medina Azahara, es una muestra de poder político-religioso. El nuevo Califa necesitaba fundar una nueva ciudad para mostrar su grandeza y superioridad sobre sus grandes enemigos, los fatimíes de Ifriqiya (al norte de África).
 A apenas 10 minutos de Córdoba, es visitada por cientos de turistas cada año. Se puede llegar tanto en transporte público como en transporte privado. En el conjunto arqueológico nos encontraremos con los restos de la ciudad califal mejor conservados. Los materiales empleados para la construcción fueron los más lujosos del momento. Mármol, marfil, y piedras preciosas.

Fundada en el año 940 y destruida por los bereberes que llegaron a Córdoba en el año 1010, fue sede del gobierno y en ella se albergaban todos los organismos estatales del califato Omeya.

10945616_923602917650483_4947917648611059243_n

 

10968491_923601800983928_1461662890791663791_n
Puerta Del Primer Ministro

Casa de los Visires, una construcción de organización basilical que albergaba la sede del consejo de ministros, un lugar de trabajo con despachos para los funcionarios

10429857_923601104317331_5235528813404327886_n

Me quedan, como siempre pasa en todas las ciudades, con un patrimonio espectacular, muchas cosas por incluir en la entrada, como es el Palacio de Viana, los baños árabes, etc etc pero lo dejo al descubrimiento de todos, a que os perdáis por una ciudad que embruja a cualquier visitante, que le dediquéis varios días porque lo merece y espero que siempre os llevéis el recuerdo de una ciudad más que bonita.

Todo mi cariño para esta tierra y para sus gentes a las que no olvidaré nunca. A todos ellos y a mi mami, dedico esta entrada en mi blog que en el fondo no es más que la memoria de una loca viajera que tiene el enorme privilegio de recorrer el mundo y enriquecerse con todo lo que este le ofrece…

Hasta siempre, ¡¡ Córdoba la BELLA !!

Paseando por tus calles,
me requiebran tus naranjos,
tu mezquita hermosa y enhiesta,
con ese olor a otros tiempos,
tiempos memorables ya pasados.
Poco más allá la judería,
por la que tantas veces me perdí
callejeando hasta encontrar la plaza perfecta,
para escribirte a ti mi bella ciudad, estos versos.
Córdoba cuna de guerreras gentes
y sabidurías claras; atiendes al extranjero,
y das cobijo a tu prójimo.
Cuna de culturas, de Sénecas,
Maimonides, Alhakenes, Duques de Rivas,
Góngoras y tantos otros que mi cabeza olvida.
Por tus calles me enamoré
y por tus calles encontré a mis musas,
y encontré a las más bellas gentes
que jamás yo conociera,
Córdoba, que mal o bien albergaste
a tres culturas amplias y bastas,
que mal o bien supieron convivir
y que mal o bien me han hecho
ser lo que soy,
un cordobés orgulloso de serlo.

L.Góngora

 

María Luisa

Octubre 2014.

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *