CASTILLO DE ELTZ, UN AUTÉNTICO CASTILLO DE CUENTO ALEMÁN

Ubicado en el municipio de Wierscheim (Renania Palatinado), entre Coblenza (Koblenz) y Treveris (Trier), en el suroeste de Alemania, se alza este castillo medieval sobre una roca a setenta metos sobre las aguas del rio Elzbach. Propiedad de una rama de la misma familia durante 33 generaciones desde el siglo XII.

Había una vez ….

Un castillo enclavado sobre una roca a setenta metros sobre las aguas del rio Elzbach, que perteneció a una misma familia durante 33 generaciones y que a día de hoy aún permanece en perfecto estado de conservación,a pesar de las numerosas guerras que castigaron la región, gracias a la gran influencia que ejercía la familia en sus relaciones sociales y políticas

Aislado y rodeado de bosques ha sido testigo mudo de la historia de Alemania albergando en su interior a importantes invitados de sus propietarios así como a reyes o emperadores.

Considerado por muchos como uno de los castillos más bellos de Alemania, no se sabe el año exacto de su construcción pero se tienen las primeras referencias escritas sobre él datándose del 1157 :-o.

De estilo gótico tardío.

COMO LLEGAR

. Si quieres ir en transporte público, es complicado, pero se puede. Hay un autobús que une el castillo con algunas poblaciones de la zona cuatro veces al día, pero sólo los fines de semana y festivos de mayo a octubre.

. Para ir desde Frankfurt hay que tomar el tren hasta Hatzenport, para lo que se debe  hacer una conexión en Coblenza. El viaje dura algo menos de 3 horas. Allí se toma el bus 330 hasta la parada “Burg Eltz”, junto al aparcamiento.

Para mirar los horarios de los trenes, recomiendo la web de la Deutsche Bahn. Si eliges trenes regionales, puedes usar algún tipo de abono como el Schönes-Wochenende-Ticket, que te saldrá más económico.

Visitas guiadas en inglés y alemán al Castillo de Eltz y al Tesoro de la familia.

Duración aproximada: 1h
Adultos: 10 €
Estudiantes y niños: 6,5€
– Horarios

Abierto desde el 20 de marzo hasta noviembre de 9h30 a 17h30

Página oficinal : http://burg-eltz.de/en/

Vamos,  te llevo a visitarlo …  ➡

 

Yo tomé la que considero la mejor opción que es ir en coche y lo hice desde Zell, un precioso pueblo donde me alojé las cuatro noches durante mi recorrido por el Valle del Mosela.

Lo primero que hice fue conducir hacia Wierchem y poner gps porque la verdad que es un poco lioso. Enseguida entramos en una carretera de montaña, muy bien asfaltada y de buen trazado, donde conducir es todo un placer ya que el paisaje entre bosques es realmente idílico 😯 .

Llegamos al parking, en plena naturaleza, donde dejamos el coche, pagando los tres euros correspondiendes que te permiten tenerlo alli durante todo el día,  y allí mismo aprovechamos para tomar un café en un restaurante- cafetería que hay justo al lado de la máquina de los tickets (Véase foto inferior). La máquina de los tickets está en alemán así que tuve que preguntar a la señora de la cafetería que con mucho agrado me indicó cómo hacer  😛 .

La verdad es que pasamos un ratito super agradable y el café super rico.

Con el café puesto  🙄 tomamos el sendero que nos llevaría hacia el castillo. Se trata de una ruta de unos 40 minutos a través de un bosque, escuchando el ruido del agua del Rio Elzbach y disfrutando de un paseo estupendo en medio de la naturaleza ( Un kilómetro y medio aprox.).

Creo que las fotos hablan por sí solas … 😉 , lo pasamos genial !! 

A ratos te cruzas con gente que vienen de vuelta o bien te encuentras compañeros de camino que iban igual que nosotras, con ganas de llegar pero a la vez flipando con las vistas y respirando aire puro.

Y de repente … Objetivo conseguido  😎 .

Tenía ante mis ojos ese castillo que tantas veces había visto en fotos, por el que me animé a hacer  esta escapada. El castillo que mil veces me dije a mi misma que tenía que conocer a pesar de lo complicado que era el llegar hasta él.

Tres horas de vuelo a Frankfurt  dos horas de  y 40 minutos de senderismo por un bosque han merecido la pena para ver un lugar increíble en el .


Perfectamente integrado en su paradisíaco entorno natural, destaca por las coloridas torres de entramado, los techos cónicos y los saledizos intercalados que hacen realidad la idea romántica de un castillo medieval.

Llegamos con un hambre de mil demonios  😆 así que aprovechamos para comer en un merendero del mismo Castillo.  No resulta nada caro y se está genial en ese entorno,almorzando al aire libre.  ;-).

Optamos por una  Bratwurst con patátas fritas y una cerveza  :mrgreen: . Todo ello con mostaza, que en Alemania está riquísima  🙂 .

También habían platos de pasta y otras comidas,todas con una pinta excelente 😯

¡ Super recomendable !  ñam ñam

UN POQUITO DE SU HISTORIA …

En el año 1268 después de una disputa familiar, la propiedad del castillo se dividió entre tres hermanos y más tarde entre sus descendientes.

En aquella época, la mayoría de los nobles no podían permitirse construir su propio castillo pero la unión de las tres familias fue capaz de construir, mantener y proteger el Castillo de Eltz a través de los siglos, llegando a ser habitado por más de 100 personas.

El actual propietario, Fausto von Stromberg, pertenece a la 33ª generación de la familia Eltz, que posee el castillo desde hace 800 años.

La familia ocupa las partes del castillo que no están abiertas al público, aunque su residencia principal se halla en Eltville.

No puedo mostrar fotos del interior ya que no lo visité  😳 .

La verdad es que disfruté tanto del entorno, de la ruta de senderismo, de pasear por el exterior que en contra de la idea que llevaba, cambié de parecer y al final no me apeteció entrar.

Estuvimos paseando durante un buen rato, asomándonos para disfrutar de las vistas que se tienen desde alli (hay varios miradores), y después deshicimos nuestros pasos y volvimos a adentrarnos en la naturaleza para volver por donde habíamos venido.

Fue toda una aventura, de esos retos viajeros que uno cumple y se siente satisfecho a pesar del cansancio 😀 .

No me extraña que la imagen de esta fortaleza fuera la protagonista de los billetes de 500 marcos antes de la llegada del euro porque es una estampa inolvidable  😯

Cansadas, felices y muy contentas …

Había una vez un Castillo enclavado en un lugar mágico, rodeado de naturaleza,en donde yo estuve y del que nunca podré olvidarme … 😳

María Luisa, Septiembre 2017

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *