Bilbao, una ciudad que ha sabido transformarse

Llamada cariñosamente Botxo por los bilbaínos debido a su enclave geográfico entre montañas, hoy es una ciudad de contrastes que logra con éxito combinar todo su patrimonio histórico con la modernidad de una urbe abierta a todos.

Llego a Santader en un vuelo directo desde Málaga donde me espera mi nuevo compañero de viaje, un Nissan Juke que recojo en el mismo aeropuerto alquilado con la compañía Enterprise. Encontrarle fue toda una sorpresa ya que había solicitado un Seat Ibiza y he de reconocer que en un principio me asusté cuando vi ese pedazo de carro para mi solita pero luego, poco a poco, nos fuimos adaptando el uno al otro hasta hacernos cómplices de un viaje que resultó muy “guapo”.

Como era de esperar, me perdí en la entrada a Bilbao por la autovía pero nada que no pudiera solucionarse preguntando a la gente que siempre se prestan a ayudarme en cualquier circunstancia.

Después de un largo rato de vueltas y vueltas consigo llegar a Bilbao y gracias a Javi (responsable del hotel Zubia Rooms, donde me hospedo) que viene a socorrerme, me instalado y me preparo para hacer mi visita a esa ciudad que tanta curiosidad me daba.

IMG_20160407_165510443_HDR

Dejo mis cosas y me voy a visitar la ciudad con unas ganas enormes, siendo su Ría lo primero que me encuentro y así me viene a la mente aquello que por azar leí antes de venir en un libro de Bilbao que decía algo como que “La Ria no es de Bilbao sino que Bilbao es de la Ría”. Y es que ésta siempre ha estado ligada al desarrollo de la ciudad siendo antes un gran motor económico de Euskadi al instalarse en sus riberas importantes astilleros que permanecieron hasta mediados de los 80.

Paseo Uribitarte

Comienzo mi ruta por la ciudad en este paseo al margen izquierdo de la Ría de Bilbao y es una delicia, sin duda, ver la gente hacer deporte, otros desplazarse a sus trabajos o personas que, sin más, salen a disfrutar de su ciudad caminando relajados por una ría que me parece inmensamente bella.

Me asomo un ratito a respirar el fresco de la mañana. Puedo divisar a lo lejos el Teatro Arriaga y esos edificios de colores que hacen de este lugar un sitio de contrastes. Recomiendo empezar el recorrido por este margen de la ría ya que nos permite apreciar mucho mejor los monumentos que en un principio nos vamos encontrando.

IMG_20160408_095421782 (Copiar)

Ayuntamiento

Antes fue un solar ocupado por un convento, fue inaugurado en 1892 gracias al arquitecto Joaquin Rucoba. Dispone de visitas guiadas y decir, como cursiosidad, que a día de hoy sirve para muchos bilbaínos  como punto de referencia para encuentros, siendo sus escaleras un lugar típico donde quedar con los amigos.

IMG_20160408_100336492 (Copiar)
Frente al Ayuntamiento de Bilbao

Puente Zubizuri

Siguiendo por este mismo lado de la ría, me encuentro con este famoso puente obra de Santiago Calatrava, construido con la idea de comunicar las dos orillas de la ciudad. Llama la atención el diseño modernista y original que rompe con otros puentes más clásicos que tiene la ciudad pero quizás lo que más ha transcendido de él es que el suelo se construyó en cristal y, siendo Bilbao una ciudad de lluvia casi constante, hacía que muchos transeúntes se resbalaran y cayeran al suelo. La solución la vieron en ponerle una alfombra con lo cual es el único puente en el mundo con alfombra, algo que resulta del todo curioso.

Con alfombra o sin ella  me gustó mucho y me parece un puente vanguardista que le va muy bien a esa imagen de modernidad que Bilbao ofrece al mundo.

IMG_20160408_101412827 (Copiar)
Puente Zubizuri
IMG_20160408_101553183 (Copiar)
En el puente, junto a su alfombra

 

IMG_20160408_111101 (Copiar)
Vistas a la ría desde el puente Zubizuri

Tal y como me recomendaron, traspaso el puente y me paso al otro extremo  de la ría para salir al margen derecho por el Paseo Campo de Volantín, dándome de frente con unas torres de acceso que, al subirlas, me ofrece la fotografía panorámica más realizada del que es, sin duda, el símbolo de esta ciudad: el Museo Guggenheim.

Se puede subir por los escalones o bien por un ascensor que nos lleva hacia arriba del todo y ya, desde allí, visualizamos todo el conjunto.

IMG_20160408_102120946 (Copiar).IMG_20160408_102614958_HDR (Copiar)

Museo Guggenheim

Hay un antes y un después a nivel de proyección mundial de Bilbao a raíz de la instalación de este museo de Arte Contemporáneo diseñado por el norteamericano Frank O. Gehry, en el año 1997.

Visto desde arriba parece un barco, rindiendo homenaje a la ciudad portuaria en la que se encuentra y, desde luego, puedo decir que impresiona muchísimo ver todas esas placas de titanio formando una inmensa mole con un diseño vanguardista que no tiene ni una sola superficie plana.

IMG_20160408_104034638_HDR (Copiar)
Museo Guggenheim

El conjunto, cuenta con un perrito floral llamado Puppy, realizado con flores naturales y la araña Mamá, sirviendo de contraste con ese color gris del metal.

IMG_20160408_105743
Puppy, la mascota del museo

Siendo sinceros, no soy una seguidora del Arte Moderno con lo cual no he visitado el interior y me he limitado a contemplar la obra arquitectónica que es, sin duda, de una magnitud y diseño digno de admiración.

IMG_20160408_102924149 (Copiar)

Vuelvo mis pasos de nuevo por donde he venido para llegar al Paseo del Arenal y dirigirme hacia el Teatro Arriaga y así, ría arriba, ir pasando por la Estación de Abando y el Mercado de la Ribera.

Teatro Arriaga

Dedicado al compositor bilbaíno Juan Crisóstomo de Arriaga, apodado como el “Mozart español”, fue inaugurado en Mayo de 1890. Este edificio ha sufrido varios percances como que sufrió un incendio en el 1914 o una inundación en el 1983, lo que le ha llevado a llevar a cabo varias remodelaciones. Actualmente se destina principalmente a representar obras de teatro.

IMG_20160407_200831740 (Copiar)
Teatro Arriaga

IMG_20160408_121323708 (Copiar)

Estación de La Concordia

De estilo modernista y construido en 1902, destaca su rosetón y sus preciosas vidrieras que embellecen la zona del Arenal. Situada frente al Teatro Arriaga y asomada a la ría, la veo en mi paseo y me llama la atención ese punto de “Belle Epoque” que tiene.

IMG_20160408_124909032 (Copiar)
Estación de Abando

Mercado de la Ribera

Siguiendo la ría, dejando a un lado el Teatro Arriaga y tras dar un buen paseo, llego a este mercado que ha sido reconocido por el Guinness como “el mercado municipal de abastos más grande y más completo”. Contruído en 1929, resultó ser una construcción muy moderna para la época y a mí, personalmente, lo que más me llamó la atención fueron sus vidrieras y ese estilo Art Decó poco frecuente en un mercado.

IMG_20160408_123648728 (Copiar)

Y una vez en este punto de la ría, decido adentrarme por las callejuelas del Casco Viejo, una zona muy entrañable para todos los bilbaínos que nace en el año 1300 y se podría decir que es el antíguo corazón de Bilbao” pero que aún sigue latiendo fuerte y lleno de vida con sus famosas siete calles donde “txikitear” (ir de vinos) o ir de compras en horario comercial, es una experiencia obligada.

IMG_20160408_121934289_HDR (Copiar)
Plaza Nueva

Entre sus 64 arcos, encuentro multitud de locales para hacer el “pintxopote”. Aunque me recibe con lluvia, esos típicos soportales me ayudan a refugiarme del agua y me invitan a recorrerla disfrutando del ambiente de una ciudad que no porque haga mal tiempo se acobarda. Miguel de Unamuno, escritor bilbaíno la definió como “Mi plaza fría y uniforme, cuadrado de patio del que el arte escapa.”

IMG_20160407_201600967 (Copiar)
Plaza Nueva, Bilbao

Estando en esta bonita plaza, después de una larga caminata con muchas sensaciones y contenta por haber visto una ciudad que me ha sorprendido gratamente, me parece un buen momento para deleitarme con sus famosos pintxos y, acompañándolos de un rico Txakolí, me parece una manera fantástica de despedir la visita a (como dicen por aquí) Bilbo o botxito, agradeciendo como siempre a todos los que se cruzaron en mi camino y me ayudaron a llegar a los sitios, a los que me explicaban cosas de su ciudad, a la gente maja que simplemente decidió compartir conmigo un tiempo de sus vidas en una ciudad que ya queda como una más de Mi Lugar en el Mundo.

Agur Bilbo, Ikusiarte” ¡¡Gracias!!

12920472_1176300285714077_8529919744253993934_n (Copiar)

 

Nota: Este recorrido corresponde a todo lo que un día me pudo dar de sí y soy consciente de que me faltaron mil y un lugares por visitar que espero conocer en mi siguiente visita. 

728x90 City

Mi recomendación:

Para dormir, Hostal Zubia Urban Rooms. Unas habitaciones muy confortables con una localización idónea para poder recorrer el centro de Bilbao y sobre todo con una atención personal insuperable. Gracias Javi por todo pero sobre todo por tu paciencia conmigo, ¡¡prometo no perderme por la autovía en mi próxima visita!!.

IMG_20160407_194725516
Habitación del hostal
IMG_20160408_133207945
Con Javi de “Hostal Zubia Rooms”

Para ir de pintxos:

Existen varias zonas típicas por la ciudad donde poder ir de pintxos y todas ofrecen una gama de ellos exquisita sirviendo como excusa para que los bilbaínos y los que estamos de paso podamos reunirnos entre amigos con alguna de estas delicias y un rico txakolí podamos disfrutar de nuestro tiempo de ocio.

En mi caso, opté por la zona de la Plaza Nueva en el Casco Viejo, lugar que dió origen a la villa hace más de 700 años. Decido alternar la tradición y la modernidad, así que visité tres de ellos en los que pasé un rato estupendo:

  • Victor Montes
    Podríamos definirlo como un clásico y de visita obligada para turistas. Pedro en la barra me recomendó probar el pintxo de Txangurro (elaborado con centollo) y os puedo decir que está exquisito.

IMG_20160407_212221332

IMG_20160407_205658346

  • La Olla
    Un local moderno con una barra de pintxos exquisitos que te hacen dudar de cuál elegir. Opto por uno de bacalao y un txakolí (vino blanco típico del País Vasco) que está para relamerse.

IMG_20160407_202116507

IMG_20160407_202506620

  • Café Bilbao
    Uno de los más queridos por los bilbaínos y más antíguos de la ciudad. Con estética de café de época, degusto un pintxo de chistorra entre un ambiente cargado de turistas.

IMG_20160407_204326834

IMG_20160407_204351755

Os recomiendo ir de bar en bar probando el que se os antoje o el que sea más típico e ir disfrutando de los diversos ambientes que se ofrecen.

Los precios oscilan entre 1,70 o 2,50 euros dependiendo del pintxo y el local.

Yo lo pasé genial, charlé con gente estupenda en cada uno de ellos y desde luego me recogí por la noche con la sensación de haberme llevado muchas delicatessen a mi estómago en una ciudad que definitivamente me encantó.

¡¡Feliz Pintxopote a Todos!!.

Para desayunar, Cafetería Iruña. Todo un clásico de cafetería que es referente de la ciudad y transmite toda la historia en su amplio salón. Se puede ir de pintxos o tomar un café como fue mi caso pero vayas para lo que vayas es toda una delicia contemplar esa decoración que te transporta a siglos pasados.

IMG_20160407_214659527

IMG_20160407_215329368

IMG_20160407_224054492
puerta giratoria Café Iruña

 

 

YOU MAY ALSO LIKE
8 comments on “Bilbao, una ciudad que ha sabido transformarse
  1. Hola, me alegro de que te haya gustado nuestra ciudad, en ese pequeño recorrido express, pero solo decirte que la estación que se ve en la foto no es la de abando. Es la estación de FEVE o de Santander, ya que de ahí salen los trenes de FEVE que van hacia allí. La de Abando está encima de esa y es mucho mas grande y con una vidriera que te hubiera encantado.
    Un saludo.

    1. Gracias Aitor por la información, lo corrijo lo más pronto posible y queda anotado para mi próxima visita ya que me lo recomiendas además de que las vidirieras me fascinan desde siempre.
      Saludos ¡¡

  2. Me ha gustado mucho, aunque he apreciado un error , la que llamas estación de Abando en realidad es la Estación de la Corcordia, la estación de Abando se encuentra justo encima de esta, un saludo

    1. Corregido queda ¡¡. La verdad es que cuando viajas a muchos destinos al final te acabas haciendo un poco lío con los nombres. Saluditos desde Málaga.

  3. Un seguimiento de Bilbao bonito, sinceramente. Los fotos y comentarios parecen hechas desde una perspectiva bilbaina , aunque tú no seas de alli. Siempre da gusto, que alguien que viene a conocer Bilbao aprecie sus pequeños detalles y sus chiquitita maravillas, dejando el Guggenheim al lado (jeje).
    Lo dicho una bella página de viajes para gozar con la viajera.

    1. Me alegra que te gustara Iker, la verdad es que Bilbao me encantó y no sólo por el Guggenheim que quizás es lo que la haya hecho más internacional, sino por sus pintxos, su preciosa ria, su centro tan bonito para pasear y la gente tan maja, como tú !!… muxus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *