BARCELONA. HOSPITAL SAN PABLO

El Recinto Modernista de Sant Pau es una joya de la arquitectura modernista, obra de Lluis Domèneche i Montaner. Construído entre 1902 y 1930, fue la sede del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau desde 1916 hasta 2009. Declarado Patrimonio de la Unesco desde 1997.

DIA 3

Amanece en Barcelona. Hace un día precioso, de esos en los que apetece pasear, perderte y dejarte sorprender por una ciudad que a mi me personalmente me apasiona.

Tomo el primer café del día, me visto, charlo con mi familia un ratito y me voy caminando hacia el Hospital Sant Pau que me pilla muy cerquita.

Mientras paseo, voy disfrutando de mi ciudad . Aún se me hacía extraño volver a pasear por estos lares donde tengo tantos recuerdos de mi niñez y  sabiendo que voy a visitar el hospital donde nací se mezclan un sentimiento curiosidad, de ilusión y de nervios  😳 ….

Voy a ver una joya arquitectónica maravillosa y donde comenzó mi vida un 27 de Agosto de …. ufff !!! 😳 .

Atravieso la verja y me encuentro con esta estampa  😯 …

¿Cuesta creer que es un hospital verdad ?… Pués eso es lo que pretendía su creador, Lluis Domènech, quien quiso romper con todos los arquetipos convencionalistas de lo que debe ser un hospital y creó esta maravilla rompiendo moldes no sólo arquitectónicos sino a nivel humano.

Introdujo el verde que significa la esperanza, utilizó muchas claravoyas para que pudiera entrar la luz natural, incluso en los quirófanos donde instaló cristales para que dejaran entrar la luz solar( por supueto, sin ser vistos desde fuera ), incluyó una zona de jardines para que los enfermos tuvieran un lugar agradable por donde pasear.

 

Su origen data de 1401 cuando El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau nace de la fusión de seis hospitales que existían en aquel momento en Barcelona para asistir a las personas sin recursos gracias a la caridad.

A principios del siglo XX, el legado económico del banquero Pau Gil,  y las aportaciones del Ayuntamiento de Barcelona hicieron posible iniciar la construcción de un nuevo hospital en 1902, para atender la demanda sanitaria de una ciudad en pleno crecimiento demográfico.

El nuevo proyecto hospitalario, que se encargó al arquitecto Lluís Domènech i Montaner, se inauguró oficialmente en 1930 con el nombre de Hospital de la Santa Creu i Sant Pau haciéndose cargo de finalizarlo Pere Doménech, su hijo, tras el fallecimiento del ilustre arquitecto.

Los  pabellones de Domènech i Montaner se concibieron de forma aislada y se destinaron a especialidades médicas diferentes( cada pabellón era dedicado a a la especialidad correspondiente y no se mezclaban entre sí),comunicados por las galerías subterráneas de circulación por donde se trasladaban a los enfermos y así se evitaba el tener que hacerlo por el exterior e interferir en la paz que se le quiso otorgar a la zona de jardines.

Con los años, se ha demostrado que esta solución no solamente fue acertada, sino imprescindible para el funcionamiento de todo el recinto.

El criterio general que se siguió para construir los doce pabellones fue la transversalidad en la estructura, la iluminación, la ventilación y también la decoración de las salas.
El hospital fue inaugurado en 1930 por el rey Alfonso XIII aunque nunca se llegara a realizar al completo el proyecto de Luis Domènech.

En la actualidad además de ser un espacio visitable ha pasado a ser la sede de centros y organismos relacionados con el conocimiento y la divulgación cultural.

 

Llego diez minutos antes de que empezar la visita guiada, la cual os recomiendo porque lo explican todo detalladamente y de una forma muy amena.

El guía es un chico encantador que tras presentarse nos reune a todos en la SALA HIPÓSTILA y nos lleva por unos corredores mientras nos hace una introducción del por qué se construyó este hospital y su historia ….

Esta sala se denomina así por estar bajo columnas, que en este caso soportan todo el peso del edificio.

En los últimos años albergó el servicio de urgencias…

 

PABELLÓN SAN SALVADOR

Sant Salvador era un pabellón inicialmente destinado a hombres, pero que sus primeras ocupantes fueron tres mujeres en 1916. “Su primer uso fue cirugía coronaria

Hoy es un espacio expositivo que recorre la historia de la institución y de Domènech i Montaner.

Una estructura tubular, a modo de esqueleto de un dragón, sustenta las planchas de decenas de fotografías de elementos modernistas de distintas obras del arquitecto.

La luz que entra a raudales por los ventanales del pabellón además del sistema de iluminación incorporado al esqueleto provoca un estallido de color del dragón al que hay que añadir el de las paredes y el techo restaurados.

Un sistema audiovisual de televisiones explica la obra del arquitecto.

 

JARDINES

La naturaleza formaba parte de la función… Plantas y árboles purificaban el aire, fijaban bacterias, influían sobre el clima, protegían el conjunto arquitectónico del viente y conservaban la humedad.

Siempre pensando en el bienestar del paciente. 😀

 

PABELLÓN DEL CONVENTO

De fachada barroca se aleja totalmente del estilo de Lluis Domènech ya que se le encargó la ejecución a su hijo.

Consta de tres espacios unidos : El central, dedicado en su origen al convento de las hermanas que atendían el hospital, el de la derecha,a la farmacia y el de la izquierda a las cocinas.

 

PABELLÓN DE SAN RAFAEL

El Pabellón de San Rafael se pudo construir gracias a los donativos del señor Rafael Rabell y su hija Lluïsa Rabell de Patxot.

Consta de un piso y semisótano y fue destinado a enfermería de hombres.

 

PABELLÓN DE ADMINISTRACIÓN

Dadas sus dimensiones (6820 mts.) y ornamentación es el más destacado.

En su momento aquí se dedicaban a hacer las tareas de Administración y Dirección y era donde se realizaban los ingresos hospitalarios.

Aquí abunda la presencia del color rosa que según parece es la tonalidad que atrae el diner  😯

 

DATOS CURIOSOS:

.El hospital fue concebido para disponer de todos los servicios dentro del mismo y de esa manera aislarlo de la ciudad. En el diseño se proyectaron calles, jardines, edificios con suministro de agua, una iglesia y hasta un convento.
.Otra característica importante es que el hospital estaba pensado para diferenciar a los pacientes entre hombres y mujeres.

En la parte derecha se encuentran los pabellones de los hombres que tienen nombres de santos, y en la parte izquierda los pabellones de las mujeres con nombres de santas o vírgenes.

De hecho en la entrada principal había una puerta en el ala derecha para los hombres y una puerta en el ala izquierda para las mujeres.

.Una curiosidad más en la que se refleja la preocupación del arquitecto por la armonía y la simetría es que los pabellones que están cerca de la entrada principal son los más pequeños y van creciendo en función nos adentramos en el hospital formando una perspectiva agradable a la vista.

. Los sótanos sirivieron como lugar para protegerse la gente en la guerra cuando la ciudad era bombardeada.

El arquitecto Domènech tuvo varios artistas que colaboraron con él en el proyecto. Los principales fueron Pablo Gargallo y Eusebi Arnau, que realizaron las numerosas esculturas del conjunto, Francesc Labarta, quien diseñó las pinturas y mosaicos, y Josep Perpinyà, que se hizo cargo de los elementos de hierro forjado.

 

El Hospital Sant Pau, sobre todo desde la Restauración, es  una visita imprescindible para todo aquel que pase por Barcelona, sobre todo para todos los que amamos el Mordernisno.

Es una joya incalculable y desde luego desde aquí quiero mandar mi humilde felicitación a todas las tareas de restauración porque han hecho una tarea digna de admiración.

Al guía estupendo que me enseñó todo el recinto y que de una forma tan grata contó mil anécdotas y datos curiosos  que son francamente sorprendentes.

En esta entrada no he incluído todo lo que ví porque si no, sería interminable y porque me parece adecuado dejaros con algunas zonas para que vayais vosotros descubriéndolas.

Ha sido una visita muy emotiva para mí y desde luego todo un placer visual y cultural de primer orden….

 

Me ha encantado pasear por tus laberínticos pasillos, por esos jardines tan fantásticos que parecen que estuvieran aislados del mundo cuando se sitúan en pleno centro de Barcelona, admirarme con tanto arte y tanta historia acumulada en tus preciosas baldosas coloristas que son artesanía pura y una obra de arte una por una y entre tus muros magistralmente construídos.

Visitar tus pabellones tan bien restaurados que te permiten disfrutarlos tanto en la actualidad como poder imaginarlos tal y como eran hace muchos años.

Ver fotografías en blanco y negro que me transportaron a mi infancia y saberme de nuevo orgullosa de haber nacido en un hospital que hoy día es Patrimonio de la Unesco con un reconocimiento cultural a nivel mundial.

Sé que he tardado mucho en volver a pasearte pero puedo decir que ha sido una experiencia maravillosa e inolvidable.

 

 

CÓMO LLEGAR:

Metro: Sant Pau 2 de maig (línea 5).  Guinardó, Hospital San Pablo (línea 4).

Autobuses : Líneas 19,20,45,47,92,192,H6 y H8

Está situado muy cerca de la Sagrada Familia (1Km) con lo cual se puede visitar antes o después del templo de Gaudí.

Cerrado 1 y 6 de Enero y 25 de diciembre.

 

HORARIOS:

De Noviembre a Marzo: De lunes a sábado de 10 a 14,30hrs. Domingos y festivos de 10 a 14,30 hrs.

De Abril a Octubre: De lunes a sábado de 10 a 18,30 hrs. Domingos y festivos de 10 a 14,30 hrs.

 

TARIFAS:

General : 13 euros. 9,10 mayores de 65 años, jóvenes entre 12 y 29 años.

Gratis: menores de 12 años, personas con discapacidad igual o superior al 65%,docentes acreditados y personas en situación de desempleo.

Visita Guiada: 19 euros

Gratis: menores de 12 años, personas con discapacidad igual o superior al 65%,docentes acreditados y personas en situación de desempleo.

La VISITA GUIADA ( se realiza en castellano, catalán, inglés y francés) tiene una duración de unos 50 minutos.

 

 

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *